Pruebas clínicas
 
   

Cuando un laboratorio de investigación tiene un nuevo tratamiento promisorio, pacientes con cáncer pueden recibir el tratamiento en pruebas cuidadosamente controladas. Estas pruebas esta diseñadas para encontrar si el tratamiento es efectivo y seguro y para contestar las dudas científicas planteadas. A menudo, las pruebas clínicas comparan los nuevos tratamientos con los tratamientos estándar, para comparar cual es más efectivo.

Los investigadores también buscan los caminos para reducir los efectos laterales del tratamiento, y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Los pacientes que forman parte de las pruebas clínicas, hacen una importante aportación a la investigación sobre el cáncer. Estos pacientes toman riesgos, pero tienen la oportunidad de ser los primeros beneficiados por los nuevos métodos de tratamiento.

Virus mutantes pueden proveer un nuevo tratamiento contra el cáncer

Nueva droga contra el cáncer extraída de las uvas