Después de Avándaro: el hoyo negro del rock mexicano 

 
Cartel de presentación del Festival

 Introducción:

No cabe duda, el heroico rock mexicano de la década de los setenta del siglo pasado, está más salado que un chamoi. El Festival de Rock y Ruedas que se llevó a cabo el 11 y 12 de septiembre de 1971, coincide con fechas un tanto infaustas.

Para empezar coincide con el golpe de Estado de Chile en 1973, siendo un tabú para la izquierda durante muchos para celebrar el aniversario de un concierto de rock, comparado con la caída de Allende y la subida al poder del ahora demente autorizado (por razones médicas) de Pinochet.

El tiro de gracia fue el 11 de septiembre de 2001, con el atentado terrorista en contra de las ciudades de Nueva York y Washington, con toda la secuela de guerra y temor que se desató.

Aniversarios van y aniversarios vienen, pero pocos se acuerdan de la existencia de un festival que reunió a un cuarto de millón de jóvenes en un pueblo del estado de México.

32 años después, por fin aparecen canciones grabadas en vivo del festival, quedando enlatado todavía el video tomado por Telesistema Mexicano (hoy Televisa).

Pero también el rock mexicano es un desaparecido más del régimen de ese entonces, del Presidente de México Luis Echeverría Alvarez, debido a su política en contra la juventud en general y del rock mexicano en particular.

¿Por qué ésta afirmación?

 
Entrada al pueblo de Avándaro, estado de México


Cualquier transporte era bueno para llegar

En cualquier fiesta donde acudan veteranos de las guerras galácticas, que en sus tiempos fueron juventud dorada y ahora son madurez bronceada o vejez plateada, no falta que se toquen rockanrolitas, y suene La Plaga, Popotitos, Pólvora, La Hiedra Venenosa y demás canciones de los llamados "años dorados del rock and roll".

Pero en cambio nadie pide que se toque Nasty sex, Latin Feeling, For Losing you, Viva Zapata, Avándaro, Coming home, Back, Bajo el signo de acuario, No te voy a rogar, Easy woman o Caminata cerebral.

Son conocidos los Locos del Ritmo, Rebeldes del Rock, Hooligans, Teen Tops, e incluso los Apson Boys, Rocking Devils, Belmonts, Yaki y Hitters. Pero en cambio muy pocas personas recuerdan a Peace and Love, Love Army, Bandido, La Tribu, 39.4, Tinta Blanca, Los Spiders, Dug Dug's, Javier Bátiz o poniéndonos exóticos, a Hardy Phlox o el Hangar Ambulante (gran grupo que nunca grabó un disco).

 
Un boleto para viajar...

Hay sobrevivientes que siguen tocando de aquellos tiempos, como el heroico Javier Bátiz, Baby Bátiz, Mario Sanabria, Lalo Toral, Rafael Acosta, Fito de la Parra, Armando Nava y La Borrega de los Dug Dug's, (por su lado cada quien), Ricardo Toral, Guillermo Briseño, Eustacio Cosme, Ricardo Toral y Kiko Rodríguez de Bandido, entre otros.

Y ni modo, habrá que hacer un poco de historia para comprender que fue lo que pasó.